Publicidad

Tebas (LaLiga): “El impacto del Covid-19 en el límite salarial de 2020-2021 será de 400 millones”

El presidente de la competición repasa con 2Playbook los principales retos económicos del fútbol español, que según sus cálculos sufrirá una caída de ingresos ordinarios del 13%. “Esto nos lleva a la necesidad de rebajar salarios de jugadores”.

Javier Tebas, presidente de LaLiga.
Javier Tebas, presidente de LaLiga.

Javier Tebas es una de aquellas personas hiperactivas, capaz de enviarte el último mensaje que recibirás durante el día y el primero nada más levantarte, como confiensan sus colaboradores. Una necesidad de multiplicarse que se ha visto acelerada durante la gestión de la crisis del Covid-19, en la que se han producido grandes hitos, como el regreso de la competición de forma segura, y problemas que aún están por resolver, como el caso Fuenlabrada. Entre tanto, encuentra un hueco para atender a 2Playbook y analizar los principales retos que aborda la industria del fútbol, con dos mensajes claros: “Aquella liga que no sea capaz de alinear los intereses de sus clubes puede sufrir considerablemente” y “la necesidad de rebajar salarios de jugadores, que es clave para poder afrontar la situación“. Y no es para menos. Su previsión es que los clubes tengan que recortar 400 millones de masa salarial para 2020-2021 ante una caída del negocio ordinario del 13% y de casi el 50% en traspasos.

La industria del deporte atraviesa su peor crisis en 75 años de historia. ¿El fútbol español habría resistido a una crisis como esta en 2008? ¿Le convence alguna fórmula para mitigar el impacto que ha visto en otras competiciones?

El fútbol español tiene ahora algo que en 2008 no tenía y es la venta centralizada de los derechos audiovisuales. No debemos olvidar que estos ingresos permiten a los clubes un mínimo desahogo que, de no existir, agravaría mucho más la situación, especialmente de los más modestos. Creo que todas las competiciones estamos haciendo cosas parecidas, diversificar en lo posible los ingresos de los clubes, cuidar mucho a nuestros patrocinadores, buscar nuevos partners, nuevas alternativas de comunicación con aficionados… Pero, sobre todo, en nuestro caso, mejorar continuamente el producto que ofrecemos a nuestros seguidores a través de la innovación y la tecnología.

¿Qué diferencias percibe entre la crisis financiera y la sanitaria actual? En la anterior, los clubes pudieron acelerar su saneamiento vendiendo a futbolistas a Inglaterra, pero ahora todas las competiciones están afectadas por igual…

Exacto. En esta ocasión todas las ligas nos hemos visto afectadas. La gran diferencia es que en aquella crisis la recuperación fue paulatina, hubo que esperar mucho hasta que la economía se pudo recuperar y, ahora, creo que todo será más rápido. Dependemos de la vacuna, eso sí, pero con ella la normalidad volverá bastante rápido a nuestras vidas y al mundo del fútbol. Aficionados en los estadios, apertura con normalidad de tiendas de merchandising de los clubes, pretemporadas y amistosos como las de siempre…

¿Cree que la situación actual producirá cambios estructurales en el modelo de negocio de clubes y competiciones o sólo exigirá cambios durante el proceso de recuperación?

Está claro que los principales cambios se llevarán a cabo durante estos meses y mientras dure el proceso de recuperación. Pero creo que esta situación va a hacer que los clubes traten de diversificar mucho más sus ingresos de ahora en adelante.

“El impacto conjunto en 2019-2020 y 2020-2021 sobre las principales partidas de ingresos se estima entre 500 millones y 600 millones de euros”

Tras años de pedir una diversificación de ingresos para rebajar la dependencia de la televisión, ¿no resulta paradójico que ahora sean los equipos que más facturan por otros conceptos los que más sufran la crisis?

Hay que tener en cuenta que hablamos de una crisis que te impide ingresar por el ticketing o que te priva durante muchos meses de activos del club como tiendas de merchandising o museos. Por no hablar de que normalmente los clubes que tienen todos estos activos son, además, los que suelen tener un coste de plantilla más elevado. Eso hace normal que sean ellos los más afectados. Aunque no quiero dejar de recordar que también los clubes más modestos han tenido que recurrir a medidas como los Ertes para poder acabar la temporada 2019-2020 y que, en general, todos tengan que reducir su masa salarial para poder salir a flote de esta crisis.

Los Pactos de Viana auguraban un nuevo escenario que finalmente no ha sido tal. ¿Echa en falta una mayor cooperación entre todos los agentes del fútbol y el deporte para hacer crecer la industria?

Echo en falta algunos aspectos que para nosotros y para la venta de nuestros derechos, son esenciales, sí. Pero es cierto que hemos alcanzado acuerdos importantes que de otra forma quizá no se habrían conseguido. Nosotros firmamos los pactos con vocación de continuidad, por eso asumimos compromisos a largo plazo, (aportaciones económicas, apoyo a la internacionalización, apoyo a la candidatura de la Rfef con Portugal al Mundial 2030), y los seguimos y los seguiremos manteniendo ya que son políticas muy importantes para España y para el deporte en particular. No sé si esta lealtad es igual por la otra parte.

Hace unos meses los clubes le renovaron la confianza. Cuando hace autocrítica sobre su gestión, ¿dónde cree que se podrían haber hecho mejor las cosas y hay margen de mejora a futuro?

Siempre hay margen de mejora. Creo que a veces hay decisiones que las deberíamos haber tomado antes, pero el entorno te condiciona y luego, cuando las has tomado, te das cuenta de que hemos perdido tiempo precioso, que en este mundo actual no se puede perder.

Meses atrás se venía negociando una nueva pirámide competitiva en Europa, reformas en el mercado de traspasos y sobre la presión salarial en los clubes… ¿Se acelerarán estos cambios o podrían acabar aparcándose temporalmente?

Desde el inicio de la pandemia, los diferentes stakeholders del fútbol (ligas, Fifa, Uefa, ECA, European Leagues, etc.) hemos estado en reuniones de trabajo y diálogo constante para reducir al máximo posible el impacto del Covid-19. La colaboración ha sido altísima y ésta ha sido la máxima prioridad de los últimos meses. Hemos llegado a acuerdos a nivel de calendario para acabar las competiciones domésticas y europeas, compartido conocimiento y experiencias con los protocolos de entrenamiento y de partidos a puerta cerrada… Ahora, evidentemente, seguimos muy centrados en la gestión del virus, pero es cierto que los temas del futuro del fútbol europeo se están volviendo a poner sobre la mesa poco a poco. Y es necesario. En Europa tenemos un hito muy importante a retomar, como es el de la distribución económica de las competiciones de clubes de la Uefa a partir de 2021. También debemos retomar las conversaciones sobre el modelo de gobierno europeo donde, no nos olvidemos, las ligas domésticas somos el verdadero motor de la industria del fútbol.

“En Europa tenemos un hito muy importante a retomar, como es el de la distribución económica de las competiciones de clubes de la Uefa”

¿Esta crisis puede incrementar la brecha de ingresos que denuncian Uefa-ECA que existe entre las cinco grandes ligas y el resto?

Evidentemente, esta crisis afecta a todas las ligas y clubes, aunque es cierto que los grandes clubes de Europa, donde el ticketing y hospitality representan un mayor porcentaje de sus ingresos, se han visto especialmente afectados. Por otro lado, la diferencia económica entre las ligas se verá más o menos estimulada en función de la gestión de la propia liga. Por un lado, la gestión interna. Es de vital importancia que nuestros asociados [se refiere a los clubes] entiendan que se enfrentan a los mismos problemas, y entre todos los afrontemos de manera solidaria. Aquella liga que no sea capaz de alinear los intereses de sus clubes puede sufrir considerablemente. Por el otro, la gestión externa, con partners, especialmente los más relevantes como los operadores audiovisuales. Es esencial encontrar soluciones win-win, donde las dos partes se vean beneficiadas. Aquellas ligas capaces de encontrar estas soluciones se verán beneficiadas y lo contrario ocurrirá con aquellas ligas que solo miren por su interés propio. Creo que con ECA coincidimos en gran parte del diagnóstico, de las diferencias de las grandes ligas con las otras, pero no en los remedios/soluciones. Hay que tener mucho cuidado con lo que se propone.

Los principales clubes europeos están anunciando pérdidas para el cierre de 2019-2020, pero muchos advierten que el reto será mayor en 2020-2021 ante la necesidad de rebajar masa salarial. ¿Comparte este análisis?

Nosotros tuvimos que afrontar pérdidas la pasada temporada de unos 600 millones de euros y nuestra previsión era que en la 2020-2021 ascenderían a los 600 millones, dependiendo de cuándo tengamos vacuna y si esta es en enero. Es verdad que en los últimos días se está barajando la posibilidad de que la vacuna esté lista antes y quizá podríamos volver a ver a aficionados en los estadios en enero o febrero. Pero, aun así, las pérdidas, de esta temporada serán importantes. Esto nos lleva a la necesidad de rebajar salarios de jugadores. Es clave para poder afrontar la situación, ya que es el mayor gasto que tienen los clubes.

La ECA anticipa una caída de ingresos del 11% en los clubes europeos. ¿En qué horquilla situaría el retroceso de ingresos del fútbol español? ¿Y en los 3.208 millones de euros que este año se autorizaron de límite salarial?

El impacto conjunto en las temporadas 2019-2020 y 2020-2021 sobre las principales partidas de ingresos (taquilla, abonos, TV, patrocinios, Uefa) se estima entre 500 millones y 600 millones de euros. Este impacto representa alrededor de un 13% de la suma de la cifra de negocio estimado antes del impacto del Covid-19 (unos 4.000 millones por temporada). Por otra parte, el impacto adicional en los beneficios por traspaso de jugadores es más difícil de estimar por su variabilidad. Se calcula que al menos en 500 millones de euros, aunque la media de operaciones estaba en 1.000 millones, por lo que el riesgo máximo se situaría en esa cifra. Respecto a la reducción del límite salarial, será una parte de las perdidas, ya que la temporada pasada los clubes llevaron a cabo ajustes que han permitido que el impacto en el límite salarial en 2020-2021 sea menor, yo creo que será de unos 400 millones.

“Las pérdidas, de esta temporada serán importantes; esto nos lleva a la necesidad de rebajar salarios de jugadores”

La Ligue-1 cerró la temporada en falso, mientras la Serie A y la Bundesliga han repetido el mismo campeón nuevamente. ¿LaLiga puede salir reforzada de esta situación en su posicionamiento a nivel internacional?

Sinceramente, lo vengo diciendo desde hace tiempo, estas cosas no afectan tanto al valor de la competición. Evidentemente, tiene una influencia, pero no es determinante, ni mucho menos.

Algunos contratos de televisión se han tenido que renegociar para compensar con unos 100 millones a los operadores por el parón temporal y el solapamiento de encuentros, que han afectado a las audiencias. ¿Teme que esta crisis impacte en la negociación de los derechos para el ciclo 2022-2025 que quería iniciar a finales de año?

Del ciclo 2022-2025 a nivel internacional ya tenemos adjudicado derechos por el 90% de lo que obtenemos en esta temporada, y quedan territorios por adjudicar. Sin duda vamos a superar en ese trienio lo que recibimos en el actual. En el tema nacional, lo que nos pueda afectar para bien o para mal, no será por el Covid-19, sino por otros motivos, como la existencia de competencia o no en el mercado español, por ejemplo.

Los aficionados son el motor de esta industria. ¿Qué impacto tiene en el negocio que no puedan acudir a los estadios? ¿En cuánto devalúa el producto audiovisual y afecta a la sostenibilidad en el medio plazo?

No olvidemos, si por aficionados se refiere a los que van al estadio, que sus efectos son en el ticketing, pero aparte de este efecto económico está el del espectáculo, del que son una parte esencial. Pero también están los aficionados que nos ven desde sus casas y desde todo el mundo, y a eso ya me he referido antes. No olvidemos que los operadores de televisión son los que recaudan el ticketing de los partidos de televisión, de los aficionados que también pagan por ver el fútbol.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés