Publicidad

Hoka One One factura 607 millones de dólares hasta septiembre, un 70% más que el año anterior

La marca especializada en running facturó 184 millones de dólares (160 millones de euros) en el tercer trimestre de su ejercicio fiscal, una subida de un 30,3% interanual. Las ventas de la marca ya representan cerca de un 10% del total de Deckers.

Deckers Brands Hoka

Hoka One One sigue camino de cerrar un ejercicio récord. La marca especializada en zapatillas de running, que pertenece al grupo Deckers, cerró los tres primeros meses del año con una facturación de 607 millones de dólares (530 millones de euros), un aumento de un 70% respecto a los 356 millones de dólares (297,5 millones de euros) que facturó el pasado ejercicio.

Hoka One One finalizó el tercer trimestre de su ejercicio fiscal, que va de abril a marzo, con una facturación de 184 millones de dólares (160 millones de euros), una mejora de un 30,3% interanual. La facturación del tercer trimestre del pasado ejercicio fue de 141,6 millones de dólares (123,7 millones de euros). El peso de la marca especializada en running ya es de cerca de un 10% sobre el total del grupo Deckers, en el que la marca de calzado no deportivo UGG lidera la actividad con un peso de un 79,5%.

“Creemos que  UGG y Hoka One One son dos de las marcas más fuertes dentro de la industria de calzado y que se complementan perfectamente con nuestro modelo operativo”, ha explicado Dave Powers, presidente del grupo Deckers. “A pesar de que seguimos notando una demanda sin precedentes de nuestras marcas, seguimos lidiando con los problemas derivados de la pandemia y de la crisis de suministros”, ha añadido el directivo.

En total, el grupo Deckers cerró los primeros nueve meses de su ejercicio fiscal con unas ventas de 2.414 millones de dólares (2.126 millones de euros). Además de Hoka One One y UGG, el grupo opera con las marcas no deportiva Sanuk y Teva.

Publicidad

Publicidad