Publicidad

Pinchazo online de JD Sports en España: sólo retuvo el 20% las ventas durante el confinamiento

El grupo admite que la capacidad de retención del negocio de JD Sports, Sprinter y Sport Zone en España y Portugal entre marzo y mayo fue muy inferior al conseguido en el resto de Europa.

Las ventas online de JD Group en España y Portugal cayeron durante el confinamiento.

El confinamiento obligó al consumidor a recurrir a canales de compra online, pero ni siquiera la cuarentena y el cierre de tiendas ha impulsado las ventas de JD Sports en España y Portugal en ese canal. El grupo británico de equipamiento y moda deportiva, cuya facturación cayó un 6,4% entre marzo y agosto por el Covid-19, no consiguió apoyarse en el online para mitigar la caída del negocio. Según las cuentas semestrales de la compañía, el canal de venta online de JD Sports, Sprinter y Sport Zone en España y Portugal no alcanzó ni un 20% de la facturación que firmó la compañía entre marzo y mayo de 2019 en todos sus canales.

“Tal y como ocurre con JD, el comercio electrónico de Sprinter y Sport Zone en la Península Ibérica es menos maduro y, como resultado, retuvimos menos del 20% de las ventas en tienda física y online que firmamos durante el periodo de cierre de establecimientos”, afirma la empresa británica, que en España bajó la persiana en marzo y la abrió de manera escalonada en mayo. El grupo afirma que desde la reapertura el desarrollo del negocio ha crecido a doble dígito en el canal físico y online en relación al mismo periodo del año anterior.

La dirección no ofrece datos de la evolución de su negocio en España y Portugal, pero sí aclara que facturó 2.544,9 millones de libras (2.838,4 millones de euros) entre marzo y agosto de 2020. El peso se lo llevó su negocio de moda deportiva, que cayó un 4,6% interanual, hasta 2.402,3 millones de libras (2.679,4 millones de euros). Peor comportamiento tuvieron las tiendas de equipamiento outdoor, que empeoraron sus ventas un 30,2%, hasta 142,5 millones de libras (158,9 millones de euros).

Pese a la caída de la facturación, JD Group esquivó las pérdidas con un resultado neto de 27,1 millones de libras (30,2 millones de euros), apenas un tercio respecto a los 98 millones de libras (109,3 millones de euros) que ganó en primer semestre del año anterior.

JD Group facturó 2.838 millones de euros entre marzo y agosto de 2020 en todos sus mercados, un 6,4% menos

JD Sports cuenta con 2.210 tiendas de moda deportiva y 239 establecimientos de ropa y equipamiento outdoor, para un total de 2.449 puntos de venta en todo el mundo. En los últimos seis meses ha cerrado siete tiendas de deporte outdoor y ha puesto en marcha un local en todo el mundo. En cuanto a los establecimientos de moda deportiva de JD, Sprinter, Sport Zone y otras cadenas, ha realizado un total de 23 aperturas, cuatro adquisiciones de Livestock y una veintena de cierres definitivos.

El presidente ejecutivo de JD Sports, Peter Cowgill, afirmó ayer a los inversores que “dadas las circunstancias únicas de este período comercial, nos tranquiliza la fortaleza que ha demostrado la marca JD, como lo demuestra la retención de más del 90% de los ingresos totales”. El directivo reconoció que han compañía ha incurrido en costes adicionales que han influido en la caída del resultado neto, debido a los gastos “en mejorar las medidas de seguridad para empleados y clientes, así como la inversión realizada en el canal de venta online y en acciones de marketing”.

JD Sports es el máximo accionista de Iberian Sport Retail Group, la compañía creada para gestionar su negocio en España y Portugal tras la fusión del negocio de Sprinter y Sport Zone en la Península Ibérica. Según sus últimas cuentas anuales, esta matriz multiplicó por veinte su beneficio neto en el último ejercicio hasta 23,3 millones de libras (25,8 millones de euros). Además, la facturación se disparó un 18% interanual, hasta 629,9 millones de libras (696,3 millones de euros), según el informe anual hecho público ayer por JD Sports.

El grupo británico es el máximo accionista de este proyecto, iniciado en 2017 y que ha dado paso a una cadena que controla 264 establecimientos entre ambos países. Hoy controla el 70% de la compañía, aunque mantiene una opción de compra por el resto, cuya valoración ha ido a más. La dirección se marcó el objetivo de pagar un máximo de 332 millones de libras (367 millones de euros) por el 30% de las acciones, si bien la valoración actual se ha fijado en 68,8 millones de libras (76 millones de euros), el doble que hace un año. El 100% del negocio estaría tasado en más de 250 millones de euros.

JD Gyms compra Xercise4Less por 27 millones de euros

La cadena de gimnasios controlada por JD Sports adquirió el 100% de la británica X4L Gyms por 24,2 millones de libras (26,9 millones de euros), según ha desvelado la compañía en sus cuentas semestrales. Se trata de una operación que le ha permitido doblar su tamaño en Reino Unido, donde hasta julio operaba 35 gimnasios. En total, adquirió cincuenta instalaciones para elevar hasta 85 el número de clubes que opera.

La adquisición de Xercise4Less ha provocado incorporar cincuenta centros a su red y reforzar su presencia en el segmento low cost de Reino Unido, un sector liderado por Pure Gym y The Gym. “Hemos adquirido inicialmente cincuenta gimnasios, y estamos sujetos a alcanzar buenos acuerdos de alquiler con los propietarios de los locales con el objetivo de mantener abiertos la mayoría de los centros adquiridos”, apunta JD Sports.

El consejo de JD Group considera que que Xercise4Less fortalece aún más la presencia del grupo “en un mercado en expansión, como es el del fitness en Reino Unido”, y lo hace con “una adquisición que proporciona alcance inmediato a una base de socios más amplia, además de facilitar la presencia geográfica de la empresa en el mercado”. También se apunta a la creación de sinergias entre Xercise4less, una cadena “bien establecida y con un gran conocimiento del mercado británico del fitness que complementará a JD”.

Más allá de esta adquisición, la compañía retomó la actividad de sus gimnasios a finales de julio, tras el cierre provocado por la pandemia el 20 de marzo. La compañía no proporciona datos sobre las ventas de JD Gyms, pero deja entrever una clara caída en las ventas ya que, además, ha seguido congelando el cobro de abonos hasta que los socios recuperen la confianza y se animen a ir al club a entrenar.

La cadena de gimnasios abrió su primer club en 2016, después de que el grupo decidiera diversificar hacia una marca de lifestyle. JD Gyms cerró el ejercicio fiscal 2020, que comprendió desde marzo de 2019 hasta febrero de 2020, con 158.000 abonados.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés