Publicidad

VF Corporation gana un 3% más en su primer trimestre, pero entra en pérdidas lastrada por China

El dueño de marcas como The North Face y Vans logró cerrar el primer trimestre del ejercicio fiscal con unas ventas por encima de los 2.260 millones de dólares. La compañía recorta sus previsiones para 2023 por el entorno de mercado.

VF Corporation sede

VF Corporation pisa el freno. El holding estadounidense, propietario de firmas como The North Face, Vans, Timberland o Eastpack, cerró su primer trimestre fiscal con una facturación de 2.261 millones de dólares (2.207 millones de euros), un 3% más que en el mismo periodo del año anterior. Sin embargo, la compañía registró unas pérdidas en este periodo de 55,9 millones de dólares (54,5 millones de euros), frente a los beneficios de 153,9 millones de dólares (150,2 millones de euros) obtenidos en el primer trimestre del ejercicio anterior.

Hay que tener en cuenta que las ventas de la firma estadounidense en el mercado chino se vieron fuertemente impactadas por las restricciones y la situación macroeconómica y se desplomaron un 30% en los tres primeros meses de su ejercicio fiscal. En el conjunto de la región de Asia-Pacífico (Apac) la caída fue de un 15% en este periodo. Sin embargo, este frenazo fue sostenido con los ingresos procedentes de Europa, África y Oriente Medio (Emea), donde el negocio repuntó un 24% y también de América, donde subió un 7%.

Por marcas, Vans sigue liderando las ventas de VF Corporation, pese a que estas bajaron un 4% durante el primer trimestre hasta los 946,8 millones de dólares (924,2 millones de euros). Por detrás se sitúa The North Face, que con unos ingresos de 481,1 millones de dólares (469,6 millones de euros), mejoró un 37% su actividad. Lo mismo sucedió con Timberland, que aumentó su cifra de negocio un 14% en este periodo.

“En el primer trimestre hemos logrado unos resultados sólidos, por encima de nuestras expectativas iniciales, gracias al fuerte compromiso de los consumidores con nuestras marcas outdoor, streetwear y active en un entorno de consumo más débil marcado por las presiones inflacionistas”, ha remarcado Steve Rendle, director ejecutivo del grupo.

 

Fuerte subida del outdoor

La mejora en la facturación se vio principalmente impulsada por las ventas en la categoría outdoor, que repuntaron un 31% durante el primer trimestre alcanzando los 768,6 millones de dólares (750,2 millones de euros) de facturación. Aunque con una ligera caída, las ventas de la categoría de active siguen representando el mayor peso dentro del negocio de VF Corporation con unos ingresos de 1.253,9 millones de dólares (1.223 millones de euros), en torno a un 60% de su facturación.

Por canales de venta, la actividad a través de los canales mayoristas concentró un 55,8% de los ingresos, con 1.262,5 millones de dólares (1,232,3 millones de euros). Por el contrario, las ventas del direct to consumer fueron de 999,1 millones de dólares (975,2 millones de euros).

De cara al ejercicio de 2023, VF Corporation ha recortado sus previsiones como consecuencia del actual entorno de mercado. Así, el grupo espera cerrar el año con una subida de los ingresos de entre un 4% y un 7%, asumiendo que no se produzcan nuevas restricciones como consecuencia de la pandemia de coronavirus y que la inflación no siga subiendo afectando al consumo de los usuarios.

 

Publicidad

Publicidad