Publicidad

El Gobierno británico desbloqueará finalmente la venta del Chelsea a Boehly por 5.000 millones

El Consejo de Ministros, que había puesto la operación en duda debido a las pocas garantías que Roman Abramovich ofrecía sobre el destino de los fondos tras la venta, finalmente dará luz verde. También necesita aprobación de Bruselas y Portugal.

chelsea fans

El Gobierno británico finalmente sí autorizará la venta del Chelsea a Todd Boehly. El consorcio de empresarios liderado por el accionista minoritario de Los Angeles Lakers y Los Angeles Dodgers se hará con el club por 4.250 millones de libras (5.000 millones de euros), una vez el Consejo de Ministros firme la operación. Se esperaba que se produjera el lunes por la noche.

La venta aún no está cerrada, pero es un avance tras las tensas negociaciones de las últimas semanas. El Gobierno puso en duda la operación al no recibir garantías de Roman Abramovich sobre dónde destinaría los fondos que lograse tras la venta. Los ministros defienden que aún tienen “muchas dudas que resolver”, según Financial Times. Además, tampoco han recibido aún luz verde de la Comisión Europea ni de Portugal, país del que el magnate ruso tiene el pasaporte.

Lo que sí confirman desde la administración de Boris Johnson es que Abramovich cumplirá las líneas rojas impuestas en la venta. Pese a la luz verde de su Gobierno, todo dependerá de si pasa el estándar de Bruselas y Lisboa. El principal punto de discordia era que ni el magnate ni ninguna otra persona de su entorno pudiera beneficiarse económicamente de la venta.

Las conversaciones han durado semanas y aún no han resuelto otro punto clave. Se trata del préstamo de 1.500 millones de libras (1.408 millones de euros) que Abramovich dio al Chelsea para limpiar deuda y que está gestionado a través de un vehículo offshore conectado con el oligarca. La decisión debe tomarse en los próximos días, pues el plazo que el Gobierno concedió para vender el club expira.

Boehly comprará el club por 2.500 millones de libras (2.350 millones de euros) y se ha comprometido a invertir otros 1.750 millones de libras (1.643 millones de euros) en el estadio y la plantilla durante los próximos años. Además, el grupo inversor se compromete a aplicar restricciones en los dividendos, asumir la deuda y los fees de gestión y otros acuerdos que garanticen la sostenibilidad financiera del Chelsea.

Será el cuarto club del llamado Big Six de la Premier que controle un inversor estadounidense. El Arsenal está en manos de Stan Kroenke; la familia Glazer controla el Manchester United; y Fenway Sports Group tiene la mayoría accionarial del Liverpool.

Publicidad

Publicidad