Publicidad

El plan de CA Osasuna con El Sadar: más socios, locales y museo para facturar 3 millones más al año

El club de LaLiga prevé adicionar casi dos millones más a su presupuesto con la entrada de 5.000 socios que ocuparán el nuevo anillo construido en el estadio, cuyo coste ha ascendido a 23 millones de euros. Además, se arrendarán cinco locales comerciales.

Osasuna Sadar Estadio LaLiga 2021 2022

CA Osasuna tiene un plan con El Sadar. El templo rojillo, estadio del representante navarro en LaLiga, ha aumentado su capacidad en más de 6.000 asientos para poder acoger hasta 23.576 espectadores, al 100% de su capacidad. Pues bien, sólo la construcción de un nuevo anillo le reportará, en diferentes conceptos, casi 2 millones de euros anuales. En total, la reforma le aportará un retorno de algo más de tres millones de euros por temporada, según detalla el club en un amplio informe relativo a la obra, cuyo coste ha ascendido a 23 millones, y sus potenciales oportunidades.

De lograr alcanzar sus objetivos, la entidad podría volver a niveles de hace una década, cuando ingresó seis millones de euros por abonados y socios en 2011-2012, según datos de 2Playbook Intelligence, la herramienta de inteligencia de 2Playbook. A cierre de 2018-2019, última temporada sin impacto Covid, esta partida aportó 3,3 millones de euros.

El aumento de aforo, junto con la buena senda del primer equipo del club en LaLiga Santander, le ha permitido a la entidad vender ya 4.900 de los 5.770 asientos reservados para nuevos socios que ocuparán este anillo. Para esta temporada, con la vuelta del público a los estadios, los abonados de esta zona aportarán 1,4 millones a las arcas del club, el 26% de sus ingresos por esta partida. La cifra, sin embargo, puede crecer en próximas campañas si se colocan el resto de asientos. El objetivo de la entidad es superar los dos millones de euros a medio plazo.

Según explica la entidad, entre la pasada temporada y la actual, Osasuna ya ha ingresado 1,7 millones de euros gracias a la ampliación. En el capítulo de taquilla, el club reservará cada jornada 1.480 entradas para la venta a público general: en caso de solicitud, hasta 610 tickets para afición visitante. Medio millón de euros confía en obtener por la venta de localidades este curso, de las que el 80% se facturarían con asientos situados en este nuevo anillo.

Pero, ¿de dónde proviene el resto? La segunda partida que más aportará a las arcas osasunistas, según este business plan, será la de las zonas VIP. Con la reforma, El Sadar contará con 16 palcos más para empresas y más de 250 plazas para comercializar de forma individual. Esto son 180 plazas más de las actuales, “lo que repercutirá en 277.00 euros más para el club, con la posibilidad de alcanzar los 337.500 euros, ya que el club se ha reservado algunas localidades en estas zonas que potencialmente se podrán poner a la venta”, explica Osasuna en el informe.

Desde la ampliación, y a pesar de no contar con público en la 2020-2021, Osasuna ya ha ingresado 1,7 millones gracias a la reforma del estadio

A ello se podrían añadir otros potenciales nuevos ingresos por la habilitación y acondicionamiento como zonas premium de varios espacios del estadio. En una de las zonas del estadio reformado, por ejemplo, se ofrecerán butacas VIP, un tipo de entrada que contará con un bar de uso exclusivo. En otra, el club habilitará la Sala 1920 -año de fundación de Osasuna- en el que se acondicionarán 80 butacas más. “Su particularidad es que los futuros usuarios disfrutarán de una zona común de unos 400 metros cuadrados durante los partidos”, explica la entidad, que confía en ingresar hasta 100.000 euros anuales sólo en este enclave.

“En definitiva, las nuevas zonas VIP añaden alrededor de 450 nuevas plazas a las ya existentes antes de la reforma, permitiendo un potencial de ingresos de unos 800.000 euros a pleno rendimiento y un cálculo más prudente de unos 500.000 euros de ingresos adicionales”, resume el club rojillo.

 

Cinco nuevos locales para captar 400.000 euros este año

Otra de las apuestas de Osasuna tiene relación con el incremento de sus ingresos por la potenciación de espacios comerciales para los días de partido. El club creará cinco nuevos locales y ampliará los dos ya existentes en El Sadar. El objetivo: sumar 417.000 euros a cierre de 2021-2022. Antes de la reforma, el campo aportaba 140.000 euros anuales por este concepto, tres veces menos.

En este pool de locales entran un museo, las nuevas oficinas y las taquillas. Además, se ha incrementado el espacio de el Txoko del Sadar y de El Bodegón. “El Sadar dejará de ser un estadio cuya vida esté limitada al día de partido. El estadio tendrá siete locales comerciales que podrán tener actividad los siete días de la semana. Asimismo, el atractivo de estos espacios se verá potenciado por la reanudación de la actividad en el Navarra Arena y la localización del propio estadio entre dos universidades y con residencias de nueva construcción en las proximidades”, apunta Osasuna.

Por último, la reforma le ha permitido al club sumar 245 metros líneas más de vallas publicitarias y trece vomitorios adicionales para nuevos soportes. Esto se traducirá en 891.000 euros de ingresos por soportes físicos publicitarios en el Nuevo Sadar, según la proyección del club. La adición sería, tras la reforma, de casi 190.000 euros anuales.

Del museo que ha creado aprovechando la celebración del centenario del club, a las que se sumarían las visitas guiadas al estadio, prevé alcanzar unos ingresos de hasta 50.000 euros anuales.

El presupuesto del club, estable: 65 millones de euros

Más allá de El Sadar, el club navarro continúa organizando sus finanzas para una nueva temporada en la que, aunque en menor medida, el impacto de la Covid sigue presente. Para 2021-2022, la entidad ha presupuestado unos ingresos de 65 millones de euros, mismo importe que en la campaña anterior, según avanzó Diario de Navarra.

Además de que ya podrá empezar a generar negocio con el matchday, esta temporada aumentará su facturación por los derechos audiovisuales. Por el contrario, caerá la previsión de plusvalías por traspasos de futbolistas.

Esta estabilidad presupuestaria llega tras una última campaña en la que, a pesar del impacto de la Covid, aumentó hasta en ocho millones de euros su previsión de facturación respecto a 2019-2020. Con ello, confiaba en obtener un beneficio de 300.000 euros a cierre de ejercicio.

En este sentido, el área comercial es una de las que mejores resultados está dando al club, ya que en 2020-2021 aumentó un 15% sus ingresos, hasta los 6 millones de euros. Además, recientemente, se anunció la renovación del patrocinador principal, Verleal, hasta 2022-2023.

Por otro lado, este verano, y tras la aprobación del acuerdo de CVC con LaLiga, Osasuna está estudiando recomprar su ciudad deportiva, Tajonar. La entidad está en negociaciones con el Gobierno de Navarra para volver a adquirir el complejo por un importe cercano a los 15 millones de euros.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés