Publicidad

CA Osasuna quiere recomprar su ciudad deportiva al Gobierno de Navarra con el dinero de CVC

La operación rondaría los 15 millones de euros y devolvería la titularidad de Tajonar al club navarro seis años después de la dación en pago acordada entre las partes por la deuda tributaria que arrastraba entonces la entidad pamplonesa.

Osasuna Tajonar ciudad deportiva

CA Osasuna quiere recuperar patrimonio empezando por su ciudad deportiva. El club navarro de LaLiga Santander se ha reunido con el Gobierno de Navarra para volver a tener la titularidad de Tajonar. Las instalaciones, que pasaron a manos públicas en 2015, estarían tasadas en algo más de 15 millones de euros, según Noticias de Navarra.

El dinero para esta operación provendría del dinero que aportará el fondo de inversión CVC para el desarrollo de LaLiga Impulso. Así, los rojillos son uno de los primeros clubes que ya han movido ficha para proyectar dónde utilizará esa mayoría de fondos -hasta un 70%- que se deben destinar a infraestructuras o desarrollo de nuevos negocios.

El club se reunió este jueves con el Gobierno foral para exponer sus intenciones de readquirir Tajonar, sin que se conozcan más detalles sobre la reacción de la administración ante esta petición.

Este objetivo podría no ser el último en el ámbito patrimonial para Osasuna. Y es que El Sadar, el estadio donde disputa sus encuentros, también está en el ojo de mira de la entidad, aunque en 2018 el Gobierno de Navarra ya salió al paso diciendo que esta recompra estaba “parada”.

La pérdida de la titularidad de la ciudad deportiva y el estadio fue consecuencia de la dación en pago acordada entre Osasuna y Navarra por la deuda tributaria que arrastraba entonces la entidad pamplonesa con la Hacienda foral.

La tasación realizada entonces por Tajonar y El Sadar fue de 43 millones de euros, a los que se descontaron 10,8 millones que el club tenía pendientes de pago por créditos concedidos y garantizados con hipotecas sobre sus bienes, tal y como recoge el medio local.

Esa deuda con Hacienda, que pasó tras la pérdida del patrimonio de 52,8 a 20,6 millones de euros, ahora se ha reducido notablemente gracias a su presencia en LaLiga Santander. A cierre de 2019-2020 el club tenía una deuda de 8,9 millones de euros a largo plazo y un pasivo a corto de 32 millones de euros, de los cuales 7 millones eran compromisos con la banca y 7,5 millones eran con las administraciones públicas.

A Osasuna, que le tocarían en torno a 44 millones de euros por LaLiga Impulso, según las estimaciones realizadas por 2Playbook Intelligence, presupuestó unos ingresos de 65 millones de euros para 2020-2021. De concretarse, serán aproximadamente ocho millones de euros más de lo que facturó en 2019-2020, temporada marcada por la pandemia.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés