Publicidad

De la Roma al Dinamo de Bucarest: el nuevo mapa accionarial que deja la Covid en el fútbol europeo

Un total de 52 clubes de Primera y Segunda División del fútbol europeo cambiaron de propietario, y en un 25% de los casos han sido adquiridos por un inversor estadounidense. Destaca la compraventa del Dinamo de Bucarest, en manos de capital español.

Juventus de Turín y AS Roma.

El modelo de propiedad de un club de fútbol tiene una influencia capital en la gestión de la crisis, el acceso a financiación y el grado de dependencia que un equipo tiene hacia su accionista mayoritario. De ahí que no sea sorprendente que, el número de compraventas de clubes de fútbol en Europa haya aumentado en el año de la pandemia. Un total de 52 clubes cambiaron de manos en entre enero de 2020 y abril de 2021, según un informe elaborado por la Uefa al que ha accedido 2Playbook.

El documento, que realiza una radiografía del fútbol europeo tras la crisis de la Covid-19, refleja cómo se aceleró la firma de operaciones corporativas desde marzo. Si hasta entonces sólo se habían realizado tres transacciones, entre marzo y septiembre se realizaron 31 operaciones. A partir de otoño se frenó el ritmo, pero aún así se firmaron quince compras más hasta abril de 2021.

“Las compraventas se vieron potencialmente estimuladas por las implicaciones financieras de la pandemia, y muchas operaciones se culminaron en verano de 2020, cuando el nuevo contexto económico se volvía más comprensible”, explica la Uefa en su informe.

La mayoría de compraventas tuvieron como protagonistas a clubes que militaban en la principal división de sus ligas domésticas. Entre ellas están la AS Roma, adquirida por el grupo Fredkin, o el Dinamo de Bucarest, adquirido por un fondo de inversión cuya cabeza visible Herminio Menéndez, ex consejero delegado del Real Sporting, entre otros. El 59,6% de los clubes que cambiaron de propietario militaban en la principal división de fútbol, mientras que el 40,4% restante jugaban en segunda división.

El capital estadounidense participó en el 25% de las compraventas de clubes de fútbol europeo

Estas operaciones tienen en cuenta el cambio de propiedad y no contabilizan la entrada de accionistas minoritarios. Es decir, operaciones como la venta del 35% del Girona FC al accionista boliviano y estadounidense Marcelo Claure, no se tiene en cuenta. Tampoco la entrada de Bahréin en el París FC.

Pero, ¿en qué país se llevaron a cabo más adquisiciones? ¿Y de dónde proceden los inversores que han adquirido clubes? El 62% de los nuevos dueños del fútbol europeo son del Viejo Continente, con fuerte protagonismo de Bulgaria, Luxemburgo, Holanda y Reino Unido.  Sólo en un 44% de los casos, el inversor apostó por un club de su país.

En otras palabras, el apetito inversor de los nuevos dueños los llevó a invertir en equipo de otros países. El principal motivo es que los inversores más activos se encuentran en otros continentes, con Estados Unidos a la cabeza. El 25% de las adquisiciones fueron realizadas por magnates de ese país. En total, el capital estadounidense se hizo con el control de seis clubes italianos, tres franceses, y dos más en Reino Unido, Bélgica y Dinamarca.

Entre las operaciones más destacadas están la de la AS Roma, el Palma, el AC Venezia o el Tolousse FC de Ligue-1, adquirido por el fondo RedBird Capital, también accionista minoritario del Liverpool FC. Este fondo ha creado una compañía de cheque en blanco (Spac) con la intención de seguir comprando clubes, pro lo que podría protagonizar futuras adquisiciones en el panorama futbolístico europeo.

El 8% de las operaciones las firmaron accionistas de Oriente Próximo, por el 6% realizadas por inversores asiáticos. El capital chino, que había sido una constante en los últimos años por el afán de los inversores de tomar posiciones en el fútbol europeo, no protagonizó ninguna operación corporativa en el fútbol europeo en el año de la pandemia.

En cuanto al país de destino de las inversiones, Francia reportó el mayor número de compraventas. Allí cambiaron de manos siete clubes de la Ligue-2 y uno de la Ligue-1; le siguió Bélgica, con cinco clubes.

El 53% de los clubes europeos están en manos del capital privado, por el 39% que son asociaciones o fundaciones. Entre ellas está el FC Barcelona, el Real Madrid, el Athletic Club y el CA Osasuna, cuatro clubes que son propiedad de los socios y aficionados.

Hasta un 5% está en manos de las administraciones públicas y Estados, como es el caso del Reino de Qatar, dueño del PSG, y sólo un grupo de veinte clubes (un 3%), cotiza en bolsa. Entre ellos hay gigantes como la Juventus y el Manchester United, clubes que son la cantera de Europa como el AFC Ajax, el SL Benfica o el Olympique de Lyon, pero también potros menos conocidos como el Aalborg BK danés.

La Uefa advierte que el modelo de propiedad influye en cómo reaccionan los clubes a los efectos de la pandemia. Por ejemplo, los equipos que están en manos de empresas privadas tienden a ofrecer una mayor flexibilidad a la hora de acceder a financiación de terceros, pero también provoca que el club sea más dependiente de su socio mayoritario. Según el análisis del Centro de Inteligencia de la Uefa, más del 25% de los clubes europeos puede identificarse como “dependiente de la voluntad de su propietario”.

“El interés en el fútbol por parte de grandes firmas de capital riesgo y otros fondos de inversión se ha incremento en los últimos años. A corto plazo, la pandemia hace atractivos los precios de adquisición, pero también a largo plazo guiado por la creencia general de que nuevos inversores y tecnologías permitirá a los clubes monetizar mejor su base de leales consumidores”, anticipa Uefa. Y las necesidades están claras: más de 3.000 millones de euros a corto plazo para evitar grandes quiebras.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés