Publicidad

Sarver inyecta 8 millones en el RCD Mallorca para completar su saneamiento

El grupo inversor estadounidense aportará los nuevos fondos para incrementar el límite salarial de los próximos dos años sin desatender los vencimientos de deuda, que era de 11,5 millones al cierre de 2019.

rcd mallorca 20 21

Nueva inyección de recursos para el RCD Mallorca. El grupo inversor liderado por Robert Sarver ha comprometido ocho millones de euros para una nueva ampliación de capital. “Es para mejorar el límite de la plantilla tanto para esta temporada como para la que viene”, ha explicado hoy Alfonso Díaz, director general de negocio del conjunto bermellón, en una comparecencia para valorar el mercado de traspasos.

Esta nueva aportación de recursos eleva a 42 millones de euros el dinero invertido por el dueño de los Phoenix Suns de la NBA en el equipo de fútbol. Además, lo hace en un momento crucial, pues estos ingresos extraordinarios le permitirán extender su mayor capacidad de gasto en plantilla respecto al resto durante dos años.

Al conjunto balear le beneficia el hecho de descender de Primera División, pues es una de las excepciones introducidas en la modificación de las normas de control económico referentes a las ampliaciones de capital.

LaLiga decidió modificar el reglamento para evitar que vuelvan a producirse casos como el de la UD Almería, que amplió capital en 31 millones de euros en 2019 y eso le permitió doblar su límite salarial el último año. Ahora, con las nuevas normas establecen que el aumento del techo de gasto fundamentado con una ampliación de capital en Segunda División “no podrá superar el 25% del importe neto de la cifra de negocios presupuestado y validado para dicha temporada”.

Dicho de otro modo, si los ingresos ordinarios de la temporada se sitúan en diez millones, el margen adicional que concederá control económico a un club es de 2,5 millones de euros. Eso sí no se trata de un equipo que descienda de Primera y amplíe capital para sanear su balance, o aquel que haya estado en la máxima competición dos de los tres últimos años.

Es una definición a la que podría acogerse el RCD Mallorca, víctima como el conjunto de la industria de los estragos económicos provocados por el Covid-19. Antes de la crisis, el presupuesto de la temporada 2019-2020 contemplaba un beneficio neto de más de 17 millones de euros, que permitían situar el horizonte del saneamiento completo en el verano de 2022. La deuda pendiente de pago, a falta de actualización, rondaba los 11,5 millones en el verano de 2019.

“Hay que recordar que se han asumido 16 millones de euros del concurso de acreedores, un esfuerzo importante y una apuesta de futuro del proyecto”, ha apuntado Díaz en su comparecencia. En la misma, ha enfatizado que “la propiedad ha estado presente en el mercado de fichajes hasta el último minuto, trabajando y colaborando con todos nosotros”.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés