Publicidad

El Clásico: Spotify, Nuevo Bernabéu y una alianza por la Superliga en riesgo por su ‘gap’ financiero

El Barça visita el domingo a un Real Madrid líder que, aunque sin Mbappé, ha cumplido sus objetivos a las puertas de estrenar estadio reformado. En el Camp Nou confían en recuperar la robustez con un socio principal que le impulse hacia el ‘sportainment’.

Clásico. Fotografía de Miguel Ruiz.

El Clásico vivirá este domingo una nueva batalla; posiblemente, la última en el Bernabéu de los 2000. Ahora, el feudo blanco se prepara para contar con lo que en la industria se denomina un estadio del Siglo XXI, con las actualizaciones que ha traído la revolución tecnológica de la última década. Mientras el Real Madrid tiene el foco puesto en estrenar en menos de un año el Nuevo Bernabéu, el FC Barcelona aterrizará en la capital con un nuevo socio principal para la próxima temporada: Spotify. Un partner estratégico que le debe apoyar en su estrategia de llevar al club hacia el sportainment, y hacia una estabilidad económica, tras perder 582,5 millones en pandemia.

Los blancos, por su parte, han obtenido ligeros beneficios que han generado un gap financiero entre ambos gigantes del fútbol español que podría afectar no sólo a lo que sucede en el césped, sino también a proyectos estratégicos en los que, hasta ahora, ambos clubes iban asociados. Más de 700 millones de euros de límite salarial frente a un saldo negativo de 144 millones de euros, un abismo que contablemente revela las fuertes diferencias entre unos y otros en la actualidad en cuanto a salud económica.

Para esta temporada, el roto blaugrana alcanza casi los 100 millones de euros respecto al presupuesto aprobado para 2021-2022. No superar la fase de grupos en Champions League ha borrado entre 21 millones y 25 millones de su presupuesto, en el que la junta había previsto un escenario deportivo en el que el club ganaría LaLiga Santander, la Copa del Rey y alcanzar los cuartos de Champions. A eso se le suma una venta que no llega del 49% de Barça Studios y que debía asegurar 50 millones de euros.

Mientras, el Madrid, con su remontada al Paris Saint-Germain (PSG), se aseguró cumplir con sus objetivos deportivos en el presupuesto, que nuevamente arroja beneficios pese la prudencia contable que siempre muestran sus números de inicio; no hay año en el que los ingresos acaben siendo mayores de los previstos. Superando los octavos, su camino europeo ya le dará ingresos extras.

Lo mismo ha sucedido con las previsiones para el área comercial, donde también se ha contemplado crecer pese a la reducción de la inversión publicitaria generalizada en la industria del deporte estos dos últimos años. Este año finaliza esta temporada el patrocinio principal de Emirates, por el que la aerolínea árabe paga 70 millones de euros anuales por el frontal de la camiseta y la ropa de entrenamiento, además de bloquear la manga de la camiseta a terceros. Se desconoce la situación de las negociaciones.

En Can Barça, la situación comercial progresa tras la reciente firma de un acuerdo multianual con Spotify a partir de 2022-2023. La alianza, por cuatro temporadas, le reportará en torno a 62,5 millones de euros anuales, tal y como avanzó 2Playbook, y supone darle a la plataforma musical todos sus grandes activos: frontal de la camiseta para el equipo masculino y femenino, ropa de entrenamiento y una gran novedad: el naming del Camp Nou. La compañía sueca toma el relevo de Rakuten y Beko, y se situará a la altura de Nike como únicos main sponsors.

Sin embargo, para esta temporada, la música no sonará tan bien en el área comercial, que presupuestó firmar nuevos patrocinadores por al menos 25 millones de euros. Al margen de los 3 millones dejó el amistoso en Arabia Saudí frente a Boca Juniors, y de momento no se conocen más acuerdos -con la excepción de la breve relación con las NFT’s Ownix, cancelada tras la detención de varios de sus socios-.

 

De Barça Studios a la alianza de Real Madrid y Legends

Además de las partidas de negocio más tradicionales, se suman ahora las nuevas líneas de negocio de los grandes clubes europeos. Entre ellos están el área audiovisual y la explotación de servicios extras en sus instalaciones.

En la entidad catalana, el presidente Joan Laporta anotó un ingreso de 50 millones por la venta parcial de Barça Studios, la productora propia del club. A tres meses del cierre del ejercicio no se conocen movimientos reseñables en este objetivo, e incluso el hasta hace un mes director general, Ferran Reverter, planteó frenar la transacción si la recuperación del ticketing era superior a lo previsto, un as bajo la manga que ya no podrá guardar tras la eliminación europea.

Por su parte, el Real Madrid se ha garantizado 400 millones de euros de la consultora norteamericana Legends, que compartirá con el club parte del negocio que genere el Nuevo Bernabéu en los próximos 25 años. Para ello, la entidad ha creado una nueva filial en la que le dará el 20% a Legends, socio del Madrid en el área del merchandising y que también ha asesorado al Barça en el Nou Camp Nou.

Ambas entidades calculan que el reformado estadio puede generar unos ingresos de entre 400 millones y 440 millones de euros anuales, según avanzó El Confidencial. Se trata de un fuerte aumento respecto a la previsión de Pérez, que siempre habló de 150 millones adicionales sobre un negocio que actualmente ronda los 200 millones si se suma la taquilla.

El citado medio indica que, además, el Real Madrid está trabajando en la construcción de dos parkings subterráneos que podrían generar otros 270 millones de euros durante los 30 años del periodo de concesión. Eso sí, el club asumiría previamente la inversión de entre 65 millones y 80 millones de euros en construirlo.

En total, la inversión del club en la remodelación de su hogar ascenderá a más de 800 millones de euros. El club consiguió los primeros 575 millones de euros en 2019 a un tipo de interés fijo del 2,5%, mientras que a finales de 2021 captó 225 millones adicionales con un coste del 1,53%, según informó el club.

 

Límite de gasto y CVC

Hace pocos días LaLiga dio a conocer los límites de gasto de los clubes españoles. En la tabla el líder era el Real Madrid, con 739,2 millones de euros, mientras que la última posición era para el Barça, que acumula un saldo negativo 144,4 millones de euros. La situación responde al impacto de una durísima reestructuración financiera, que llevó a la entidad a registrar unas pérdidas récord de 481 millones de euros ese último ejercicio. El déficit, eso sí, es acumulativo para la próxima temporada.

La única manera del Barça para recuperar límite salarial es con plusvalías, “ya sea con CVC u otros”, recordó Javier Gómez, director general corporativo de LaLiga. Además, el club catalán, “a diferencia de otros equipos, no puede hacer ampliaciones de capital”, agregó el ejecutivo.

“Esta información la tienen desde finales del año pasado; no es nada nuevo”, sostienen desde el área de control económico. De hecho, que el Barça pase de 97,94 millones a tener un saldo negativo de 144,35 millones de euros se debe exclusivamente a esa limpieza adicional de balance que se ejecutó con posterioridad al cierre. Este gap financiero puede suponer la quiebra del proyecto común de la Superliga que encabeza Florentino Pérez con el apoyo de Andrea Agnelli (Juventus) y, por ahora, de Laporta.

Según avanzó 2Playbook, el Barça está en negociaciones con LaLiga y CVC para anotarse un ingreso de 270 millones de euros con su entrada en el proyecto del Plan Impulso y lograr así salvar las cuentas de 2021-2022. El club baraja distintas opciones jurídicas para que la inyección del fondo no compute como deuda. Una que coge fuerza es trasladar los derechos audiovisuales a una nueva sociedad. En cualquier caso, el destino de los fondos no será a la carta.

Publicidad

Publicidad