Publicidad

Peloton crea un gigante del fitness con la compra de Precor por 420 millones de dólares

La marca de equipamiento para entrenamiento en el hogar entra en el negocio de venta al por mayor a los gimnasios y se asegura plantas de producción con las que hacer frente a su crecimiento.

Peloton empezó comercializando bicis estáticas y ha diversificado hacia otras máquinas de cardio.

Peloton crea uno de los nuevos gigantes del fitness con algo que hoy pocos pueden decir: líder en el negocio del entrenamiento en el hogar y, ahora, con una importante cuota en el mercado de proveedores para gimnasios. La multinacional estadounidense acaba de anunciar la compra de Precor por 420 millones de dólares (342,6 millones de euros), con la que no sólo suma clientes, sino también plantas de producción en Estados Unidos.

Amer Sports, controlada desde hace un año por la china Anta, ha justificado esta desinversión porque el cobro en efectivo por esta participada le permitirá “acelerar el crecimiento futuro”, que pasa por “un enfoque en la expansión de productos blandos y una aceleración de la distribución directa al consumidor”.

Por su parte, Peloton, que vive uno de sus mejores momentos por el boom del deporte en casa debido al confinamiento, explica en un comunicado que esta adquisición le permitirá “acelerar la penetración de Peloton en el mercado comercial”, pues hasta ahora su foco ha sido el consumidor final y no la búsqueda de acuerdos con gestores de instalaciones deportivas.

Precor continuará operando con su marca y mantendrá al frente a Rob Barker, quien liderará la nueva división Peloton Commercial y reportará a William Lynch, presidente de Peloton. “Creemos que seremos capaces de liderar el mercado global del fitness conectado tanto en innovación como en escala”, ha asegurado Lynch tras anunciar esta operación corporativa.

Al margen de la diversificación y la integración de un negocio ya consolidado (ganó 6,5 millones de dólares en 2019), esta compra también destaca por dar al grupo estadounidense unas capacidades productivas que no tenía. El acuerdo incluye el traspaso de las fábricas de Precor en Estados Unidos, que en total suman más de 58.000 metros cuadrados. “Podremos controlar todo el proceso de producción, desde el diseño hasta el envío, y aumentar la escala de producción total, mientras mantiene un alto nivel de calidad del producto”, aseguran.

Peloton paga 420 millones de dólares por una empresa que la da capacidad productiva, fuerza de ventas y acceso a nuevos segmentos

Peloton también aprovechará la cartera actual de clientes de Precor, aprovechando “sus relaciones de largo recorrido con hoteles, residencias multifamiliares y campus universitarios y corporativos”. “Las partes planean poner los productos de fitness conectados de Peloton a disposición de la red más amplia de clientes comerciales de Precor en los mercados existentes de Peloton”, adelantan.

Esto también implica una aceleración de la expansión internacional de la marca, hoy muy centrada en Estados Unidos y limitadas incursiones en Reino Unido y Alemania. “Continuaremos adoptando un enfoque deliberado y disciplinado de nuestra estrategia de expansión geográfica; Precor tiene una sólida red global y una gran experiencia en el servicio de los mercados internacionales y estamos ansiosos por explorar estrategias que optimizarán la oportunidad internacional para Peloton”, confirman.

Los dos equipos de trabajo también combinarán en esfuerzos en el área de innovación, puesto que “la adquisición agregaría un equipo de casi 100 empleados dedicados a la investigación y el desarrollo” al equipo que ya tiene la compañía compradora en este ámbito.

En este punto, está por ver cómo afectará esta operación corporativa a algunos de los litigios en los que está inmersa la compañía. Sin ir más lejos, Precor tiene un acuerdo de colaboración con Mad Dogg Athletics, empresa creadora de Spinning y que ha denunciado a su nuevo propietario por presunta vulneración de patentes con las bicicletas Peloton Bike y Peloton Bike+.

Peloton cerró el primer trimestre de su ejercicio fiscal, finalizado en septiembre, con un beneficio de 69,3 millones de dólares (58,2 millones de euros) por el fuerte incremento de sus ventas desde julio. En ese periodo, facturó 757,9 millones de dólares (636,5 millones de euros), un importe que triplica su facturación del primer trimestre del año pasado. Para dimensionar este volumen de ventas, hay que remontarse a todo el ejercicio 2019 (entre septiembre de 2018 y junio de 2019), cuando facturó 915 millones de dólares (768,4 millones de euros).

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés