Publicidad

El ‘roto’ de la Covid en Holmes Place: 21,8 millones en ingresos, un 50,3% menos

La cadena, que dejó de operar un centro deportivo a principios de 2020 en San Sebastián de los Reyes, ha reducido un 38,5% su número de clientes, hasta 30.183 inscritos. Su volumen de ventas ha caído por debajo de los niveles de 2016.

holmes place

Poca duda cabe ya de que la Covid-19 ha agitado los balances de las cadenas de gimnasios en España. Cierre de gimnasios, congelación de tarifas, compensación de los importes cobrados y pérdida de clientes constituyeron un cóctel que, según la patronal de los gimnasios Fneid, se traduciría en una caída media del 50,3% del negocio de los gimnasios. Esa es una previsión que se ha cumplido para Holmes Place, que vio cómo en 2020 perdía la mitad de sus ventas respecto al año anterior, hasta facturar 21,8 millones de euros, según ha podido saber 2Playbook. La empresa volvió a niveles de facturación anteriores a 2016.

Este resultado responde a dos factores. El primero, la pandemia. El segundo, el cierre de una instalación en San Sebastián de los Reyes en enero de 2020, cuando dejó de operar un gimnasio en el centro comercial Alegra. Dejó de asumir, por lo tanto, el alquiler del local, que necesitaba modernizarse, pero también redujo sus gastos de personal, puesto que según fuentes sindicales se presentó un expediente de regulación de empleo (ERE) que afectó a 26 trabajadores. Datos facilitados por la empresa cifran en un 10,5% la reducción de la plantilla en un año, a través de finalizaciones de contrato que no se renovaron y el citado ERE. A cierre de 2020, Holmes Place empleaba a 850 personas, un centenar de trabajadores menos que en 2019.

La cadena de gimnasios, que opera 15 instalaciones en España y tres de ellas son municipales, sufrió la pérdida de clientes por la pandemia, algo que también ha afectado al resto de empresas en términos similares. En el caso de Holmes Place, cerró el ejercicio con 30.183 abonados, un 38,5% menos que el año anterior. En total, la cadena perdió cerca de 19.000 clientes, con el impacto que ello tiene para la cuenta de resultados.

De ahí que Holmes Place haya solicitado 26,5 millones de euros en créditos al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas, un fondo gestionado por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi). En concreto, ha pedido 18,2 millones de euros en préstamos senior y 8,2 millones en préstamos convertirles en capital, según adelantó La Vanguardia semanas atrás y pudo confirmar este medio. De firmarse este crédito, el Estado podría entrar en el accionariado de la gestora de instalaciones deportivas, hoy día controlada por la familia Fisher, fundadora de la compañía.

 

Esta solicitud realizada en los últimos meses llegó semanas después de que Holmes Place aplicara recortes salariales de entre el 3% y el 15% a toda su plantilla, como ya adelantó 2Playbook en diciembre.  Con esta medida Holmes Place preveía ahorrar hasta 800.000 euros, un importe mayor o menor en función de cuando finalicen los expedientes de regulación temporal de empleo (Ertes). En la actualidad, la mayoría de empleados ya están trabajando, pero aquellos que están afectados por un Erte no verán reducido su salario hasta que se incorporen.

Como parte del acuerdo alcanzado con los trabajadores se pactó la movilidad funcional, un cambio que afecta a la gerencia media, compuesta por tres profesionales en cada centro: el coordinador de venta y recepción, el de entrenamiento personal y fitness, y el responsable de actividades dirigidas. Lo que establece este artículo es que dichos coordinadores pueden ejercer funciones de grupos profesionales menos elevados, como ofrecer entrenamiento personal o sesiones dirigidas, algo que según los sindicatos ya se venía dando. Por otro lado, también se acordó con los trabajadores el aplazamiento del pago de nóminas desde los días 30 y 31 de cada mes hasta el 5 del siguiente.

La información facilitada por la compañía para justificar el recorte salarial cifraba en el 40% la pérdida de clientes y en hasta 15 millones de euros lo que se había dejado de ingresar hasta octubre. Finalmente, la caída de las ventas en 2020 ha sido del 50,3%, mientras que la pérdida de abonados se ha situado en el 38,5%, hasta 30.183 clientes.

Place es una de las empresas que sufrió las consecuencias de la crisis económica de 2007 y la posterior subida del IVA al 21% en 2012. En 2015, la compañía británica con sede en Holanda inyectó 78,9 millones de euros en su filial ibérica con el fin de cumplir los compromisos con sus acreedores financieros.

En España, gestiona seis gimnasios en Madrid y alrededores bajo la marca Holmes Place, seis más en Barcelona, y uno en Granada, Zaragoza y Valencia. Su mayor ofensiva la lanzó hace tres años, cuando adquirió ocho complejos a Virgin Active en España y cuatro en Portugal. Poco después de esta operación corporativa vendió el club ubicado en el centro comercial Tres Aguas a Áccura y ya en enero de 2020 cerró el complejo que operaba en el Parque Comercial y de Ocio Alegra, en San Sebastián de los Reyes. Meses después, la cadena DreamFit pactó con la propiedad del local, Neinver, operar ese espacio e inaugurar un club en los próximos años.

Fuera de España, Holmes Place opera en Portugal (21), Alemania (15), Austria (4), Grecia (3), Israel (42), Polonia (4) y Suiza (4), que junto a los diecisiete clubes que tiene en España contando los Trib3 suman un total de 110 instalaciones.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés