Publicidad

La Rfea cerrará en pérdidas 2021 tras una caída del 11% en ingresos provocada por las ayudas del CSD

La federación atlética ha presentado alegaciones ante la drástica reducción del 78% en la subvención para el alto rendimiento que proviene del 1,5% del negocio audiovisual de LaLiga. De cara a 2022, prevé mantener presupuesto sobre los 11 millones.

recurso deporte atletismo

La Real Federación Española de Atletismo (Rfea) cerrará 2021 en negativo. El máximo organismo atlético español ha modificado su presupuesto para este año, donde incluye una caída de ingresos del 11%, o lo que es igual, 1,4 millones de euros menos de lo previsto en junio. Así, la partida de facturación se reduce a 11,3 millones de euros y conlleva a unas pérdidas de 325.000 euros. El impacto de la Covid en el balance de los dos últimos ejercicios será de un déficit de 121.000 euros, descontado el superávit de 231.000 euros del cierre del pasado año. De cara a 2022, “siendo prudentes, prevemos contar con un presupuesto parecido”, explica Raúl Chapado, presidente de la Rfea, a 2Playbook.

¿Pero qué ha motivado esta situación? Principalmente, las subvenciones del Consejo Superior de Deportes (CSD), que ha reducido drásticamente algunas partidas y dejado en cero otras en las que, inicialmente, estaba previsto que las federaciones pudieran concurrir. Entre ellas, la relativa a los fondos europeos y, en concreto, al plan de digitalización. Originalmente, explica Chapado, había una parte de este proyecto que podía ir a las federaciones deportivas.

Sin embargo, el Gobierno decidió cambiar el destino de estas partidas pro-digitalización, que ahora irán en su totalidad a los Centros de Alto Rendimiento (CAR) y centros de tecnificación, vía comunidades autónomas. Ejemplo de ello es el CAR de León, para el que se han anunciado una inversión de 7,5 millones hasta 2025.

“Parte de ese importe iba a ir a digitalización y Next Gen, y entonces hicimos una estimación de 800.000 euros que ahora ha desaparecido”, apunta el presidente de la Rfea, una de las federaciones más activas en proyectos y planes de digitalización. Ejemplo de ello, su último acuerdo con Telefónica.

 

Alegaciones ante el golpe en la subvención derivada del 1,5% de LaLiga

Por otro lado, la Rfea se ha visto afectada por una drástica rebaja en el dinero que percibe anualmente, vía CSD, por el negocio audiovisual de LaLiga. Del 1,5% de esos derechos, elevados tras los Pactos de Viana, la federación ha pasado de poder gestionar 244.000 euros a 93.160 euros en sólo un año, un 78% menos respecto al presupuesto de junio (429.809 euros), y en la última recta de la preparación olímpica de los 57 atletas que representaron a España en Tokio 2020. La federación ha presentado alegaciones al respecto, por lo que este ajuste todavía no es firme.

LaLigaSports ha dejado de aportar los recursos que venía distribuyendo, después de que el anteproyecto de Ley del Deporte impidiera a la competición adquirir los derechos audiovisuales de otras competiciones no futbolísticas. Además, el hecho de que su aportación al CSD a partir del negocio audiovisual se elevara al 1,5%, provocó que la OTT de LaLiga dejara de aportar estos recursos. 

El presidente Chapado considera que “esta reducción tiene un mal mensaje, porque al final tienes que decir a los deportistas que no tienes los recursos necesarios para hacer una correcta preparación”.

Además, la federación ha sufrido un “notable aumento en gastos” derivado de la pandemia. Más allá de los protocolos anti-Covid, “en logística o en la contratación de viajes para los deportistas y jueces, el aumento ha sido considerable este año”, lamenta Chapado.

 

Posible mejoría en cuarto trimestre con las licencias de día

En clave positiva, la federación confía que el boom de españoles que apuestan por el running tras la pandemia posibilite un incremento en las licencias de día, que ha sufrido un ajuste del 25%, hasta 450.000 euros por el retraso a otoño-invierno de la mayoría de carreras populares de 2021.

Asimismo, la Rfea ha decidido ampliar el programa de ayudas para que todos los medallistas y finalistas en Campeonatos de Europa sub-23 y sub-20, así como del Mundial sub-20, sean incluidos en el programa de ayudas a atletas.

Publicidad

Publicidad