Publicidad

Anta Sports se apoya en Fila para crecer un 4,7% en 2020, hasta 4.590 millones de euros

El grupo chino dedicado a la fabricación y distribución de artículos deportivos resistió gracias al negocio de Fina en el gigante asiático. Su rentabilidad, sin embargo, menguó un 1%, hasta 719,2 millones de euros. Amer Sports sigue en rojo tras la compra

anta sports sede china

Anta crece, pero pierde rentabilidad en 2020. El grupo chino dedicado a la fabricación y distribución de artículos deportivos ha cerrado el último ejercicio con una facturación de 35.512 millones de yuanes (4.587 millones de euros), un crecimiento del 4,7% interanual. Su beneficio neto, sin embargo, cayó un 1%, hasta 5.569 millones de yuanes (719,2 millones de euros).

Por primera vez, el negocio de Fila en China superó al de Anta, que es la marca principal. La matriz perdió un 9,7% de las ventas en 2020, hasta 15.749 millones de yuanes (2.034 millones de euros). La marca italiana, por su parte, mantuvo el crecimiento a ritmo de doble dígito; concretamente, un 18%, hasta 17.450 millones de euros (2.253 millones de euros).

La facturación de Amer Sports se contabiliza de forma independiente a la del resto del grupo, ya que el grupo finés fue adquirido a través del vehículo inversor AS Holding, en el que también participaron Tencent y Chip Wilson, entre otros. La facturación de Amer aumentó un 11,4%, hasta 19.450 millones de yuanes (2.512 millones de euros) gracias al boom del outdoor en Europa y Noretamérica. Las pérdidas, sin embargo, aumentaron en 100 millones de yuanes, hasta 1.140 millones (147,2 millones de euros).  

Actualmente el grupo tiene una red de más de más de 12.000 puntos de venta en China. La mayor parte operan bajo su rótulo principal, mientras que más de 2.000 lo hacen bajo la marca Fila, 175 a través de Descente y otras 157 con Kolon Sport. Todo ello en un año en el que el gigante chino puso al fin el foco en la venta directa al consumidor.

Amer Sports aumentó sus ventas un 11,4% pero también incrementó las pérdidas

El plan se ha iniciado en las once principales regiones de China. De los 3.500 puntos de venta que actualmente operan en régimen de franquicia, el 60% pasarán a estar directamente controlados por Anta este año. El grupo, sin embargo, no ha especificado el peso que tiene la venta a través de sus propios canales en la facturación total.

En lo que se refiere a los problemas en la cadena de producción y suministro, Anta también ha acusado notablemente el golpe de la Covid-19. El grupo chino apuesta por un modelo híbrido de producción propia y a través de terceros. Para asegurarse a sus principales socios manufactureros, Anta ha producido sólo un 27,2% del calzado para su marca principal, y el 28% en el caso de Fila. El año pasado fabricaba de forma directa casi un tercio del total de ambas marcas.

En el caso de Anta, sin embargo, el textil es la categoría con más peso y equivale al 61% de la facturación total. Las ventas se incrementaron un 1,3% en 2020, hasta 21.671 millones de yuanes (2.800 millones de euros). El calzado, por su parte, creció un 11,3%, hasta 12.700 millones de yuanes (1.640 millones de euros), mientras que los accesorios experimentaron un alza del 1,9%, hasta 1.141 millones de yuanes (147,3 millones de euros).

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés