Publicidad

Nike traslada el control de su filial española a la central europea y nombra nuevos directivos

La multinacional de artículos deportivos prescindió de la primera línea ejecutiva en España meses atrás en el marco de una profunda reestructuración que supuso la salida del 40% de la plantilla en el país.

nike tienda estrasburgo

 

Nike avanza en su plan para aligerar plantilla a nivel global y contar con una estructura mucho más ágil. La multinacional de artículos deportivos ha completado la operación por la que su negocio en España pasará a estar totalmente gestionado desde Países Bajos, donde radica su sede para Europa, Oriente Medio y África (Emea). Así, tras la salida de Ignacio Serrat como director general, se ha producido el nombramiento de dos ejecutivos centroeuropeos para la dirección.

El primero es Adnan Karaca, un veterano de la compañía que ha pasado por diferentes posiciones los últimos 16 años. Actualmente, es el director financiero senior de Nike para esta región y ubicado en Frankfurt. Hasta ahora, sus responsabilidades se extendían al control de las finanzas en las filiales de Alemania, Austria, Suiza, Polonia, República Checa, Croacia, Hungría, Eslovenia y Eslovaquia.

Junto a él, Milou Meijer también ha sido nombrada consejera delegada solidaria de American Nike, la filial española del grupo, según se ha oficializado hoy en el Registro Mercantil. Tras pasar por Pwc y Clifford Chance, la abogada entró al gigante del retail deportivo hace once años y actualmente ejerce como vicepresidenta legal de la división Emea.

Estos cambios también suponen acabar con la subdivisión del sur de Europa de la que hasta ahora colgaba el negocio de España, y que en su momento favoreció que numerosos ejecutivos españoles ocuparan cargos de responsabilidad internacional en Nike, como José Manuel Arrojo, Ignacio Serrat o Marcos Garzo, todos ellos ya fuera de la compañía.

Todos estos ajustes se enmarcan en el plan de ajustes global. Los despidos y la reestructuración de su negocio en Latinoamérica ya le han costado a Nike 753 millones de dólares, a los que habrá que sumar el coste del traslado parte de su sede en Oregón.

En el caso de España, los recortes se han traducido en un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) para un 40% de su personal de oficinas, en lugar del 50% inicial. La medida afectará a 80 trabajadores, veinte menos de lo previsto de no haberse alcanzado un acuerdo.

Publicidad

Publicidad

La redacción propone

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés