Publicidad

La gestora del Barça eleva a 300 millones el ajuste necesario para la viabilidad de 2020-2021

El presidente de la comisión gestora del club blaugrana, Carles Tusquets, ha asegurado que el cierre del estadio le obliga a “conseguir ese dinero por otras vías”. Además, el directivo prioriza "máxima participación y transparencia" al fijar fecha elect

tusquets gestora recurso 2

Elecciones en el FC Barcelona por Navidad. Esta es la intención de la gestora que rige el club blaugrana, una vez se ha efectuado la primera reunión de la comisión que preside Carles Tusquets. El propio Tusquets ha comparecido minutos después ante la prensa para dar a conocer en qué forma quiere realizar el proceso electoral y aclarar algunas dudas respecto a la situación económica con la que se ha encontrado la gestora tras su entrada a los despachos del Camp Nou.

En primer lugar, la tarea principal que tiene por delante Tusquets es convocar elecciones. Para ello ha creado un grupo de trabajo este lunes para pilotar el proceso de los comicios en el que participarán los miembros de la comisión de transparencia y disciplina, con el apoyo del síndico del club. "Los miembros de la comisión económica, que se dediquen a temas económicos", ha apuntado. Lo prioritario para la gestora es que las elecciones se realicen "con máxima participación y transparencia". "Unas elecciones a la altura de esta institución", ha agregado Tusquets.

Respecto a la situación económica, la ha calificado de "altamente preocupante" y ha querido salir en defensa del expresidente Bartomeu: "No conozco a ningún empresario que tuviera un plan para hacer frente a esta crisis. No podemos culpar a ningún gestor”. 

En este sentido, el presidente de la gestora blaugrana ha recordado que el Barça ha sufrido "mucho más que otros clubes" la paralización del turismo mundial: "el estadio, el museo y las tiendas sufren las consecuencias directas de esta crisis". "La diversificación de los ingresos del club, y la dependencia del turismo es superior que otros clubes, sufre mucho más", ha apostillado.

"El Barça ha sufrido mucho más que otros clubes la paralización del turismo mundial. No se puede culpar a ningún gestor de esta crisis"

Sólo en el Camp Nou, la caída de la facturación por su cierre al público "supone 220 millones de euros de ingresos". Aunque Tusquets ha elevado esta cifra hasta los 300 millones de euros al referirse de los ingresos que debe lograr el Barça a corto plazo para capear el impacto de la clausura del estadio a los aficionados culés.

La junta de Bartomeu aprobó, poco antes de su dimisión, unos ingresos de explotación de 828 millones de euros para 2020-2021, frente a los 791 millones que se había contemplado de inicio. Aun así, son 27 millones menos que en 2019-2020 y un retroceso de 231 millones en comparación con el escenario original que se dibujó para el último curso antes de la pandemia. En cuanto a los costes, la dirección confíaba en rebajarlos hasta 796 millones de euros si logra el recorte en nóminas. Incluidos los costes financieros y los impuestos, el beneficio neto de esta temporada podría llegar al millón de euros.

 

¿Soluciones? "La rebaja salarial"

En su comparecencia ante la prensa, el presidente de la comisión gestora ha reiterado la importancia de la rebaja salarial que se está negociando con los futbolistas. Una mesa de negociación que acabará este jueves, 5 de noviembre, "esperemos que con un acuerdo con los jugadores y el personal no deportivo", ha apuntado Tusquets, que ha deslizado que “todos tienen que saber que la situación es muy compleja". La masa salarial en el presupuesto del club es del 70%, "seguramente la más alta de Europa", según ha recordado el directivo. La anterior directiva ya planteó que será necesario un nuevo expediente de regulación temporal de empleo (Erte) para los trabajadores de los departamentos más afectados por la Covid-19.

El club está obligado a recortar los gastos en 156 millones de euros respecto a la liquidación de 2019-2020, un objetivo que únicamente puede lograrse con un acuerdo de reducción de nóminas de los integrantes del primer equipo de fútbol. De momento, Gerard Piqué, Frenkie de Jong, Marc-André Ter Stegen y Clement Lenglet han accedido a reducir sus emolumentos entre un 30% y un 50% en 2020-2021, a cambio de ampliar sus contratos y poder recuperar el dinero perdonado en temporadas posteriores.

Sin embargo, el acuerdo con toda la plantilla se hace necesario para conseguir el nivel de ahorro necesario. En la pasada temporada el club sólo ahorró 42 millones de euros en masa salarial, una cuarta parte de lo que era necesario ajustar, recortando un 70% el salario fijo durante los meses que no hubo competición.

El Barça sólo ahorró 42 millones de euros en masa salarial en la 2019-2020, una cuarta parta de lo que era necesario ajustar

El objetivo primordial de la gestora es "bajar gastos y sacar ingresos que hoy no existen". Claro y conciso en el mensaje, no ha especificado cómo cree que pueden lograr ese dinero. "Hay muchas fórmulas", ha apuntado, sin da más detalles. En materia de fichajes, el dirigente ha asegurado que "sólo si se vende, se podrá comprar".

Otra opción es que vengan jugadores libres. Si se diera el caso de que se firmen futbolistas antes de las próximas elecciones, todos los nuevos jugadores tendrán una cláusula por la cual el próximo presidente del Barça podrá rescindir contratos y recuperar el dinero invertido en la operación.

Por último, Tusquets ha querido lanzar un mensaje de optimismo a la afición asegurando que "el club es sólido": "Las entidades financieras que trabajan con este club saben que este club tiene solidez y mucho futuro".

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés