Publicidad

Rugby Europe lanza una Superliga europea con ocho franquicias que contará con España como fundador

Los Castilla y Leon Iberians, conformado por integrantes del VRAC, El Salvador y el Universidad de Burgos, participarán en la Super Cup, un torneo que pretende desarrollar la alta competición más allá de los países de referencia del Viejo Continente.

Rugby España VRAC clubes

Menguar, paulatinamente, la brecha entre las grandes potencias y el resto del rugby europeo. Este es el objetivo principal de la nueva competición que ha presentado este miércoles Rugby Europe. La Super Cup reunirá a ocho equipos que buscarán crecer aumentando el nivel de la competencia. Además, en ese grupo fundador estará España con una franquicia privada.

Los Castilla y León Iberians competirán en representación de nuestro país con jugadores del VRAC Quesos Entrepinares, del SilverStorm El Salvador y del Universidad de Burgos Bajo Cero. La competición, que cuenta con el apoyo de World Rugby, está enfocada a franquicias de federaciones de países emergentes en el deporte del oval, así como a clubes profesionales.

“La intención es crear un ente independiente de los clubes”, apunta a 2Playbook Fernando Suárez, gerente del SilverStorm El Salvador, uno de los equipos más laureados del rugby español y que forma parte de los fundadores del equipo castellanoleonés.

El acuerdo de la franquicia con Rugby Europe es hasta 2025, y por ello la organización le apoyará parcialmente en partidas como los gastos de desplazamiento. “Recibiremos una ayuda para ello, pero todavía faltan muchas cosas por concretarse”, reconoce Suárez. En concreto, no se conoce todavía qué televisión retransmitirá los partidos o qué patrocinadores acompañarán a la franquicia, que todavía no ha cerrado, por ello, un presupuesto para la próxima campaña. De hecho, el acuerdo entre las partes se ha concretado “en los últimos dos meses”.

Al respecto, y atendiendo al espíritu regional de la nueva entidad deportiva, los Iberians han informado de su nacimiento a la Junta de Castilla y León, pero todavía “tenemos que sentarnos para hablar”.

En esta primera temporada, que arrancará el próximo 18 de septiembre, participarán equipos de siete países, con Rusia como la única nación con doble representación. En su caso, contará con dos equipos profesionales: el Enisey-STM y el Lokomotiv Penza, campeón y subcampeón de la liga nacional en 2021.

En su conferencia Este también tomarán parte los Black Lion de Georgia y los Tel-Aviv Heat de Israel. Por el otro lado del continente, en la conferencia Oeste, además de la franquicia española, competirán los Lusitanos (Portugal), los Delta (Países Bajos) y los Brussels Devils (Bélgica).

Cada conferencia competirá primero entre sí, con partidos de ida y vuelta. Los dos primeros clasificados de la fase de grupos, que contará con seis rondas, con cierre en el fin de semana del 11 y 12 de diciembre, se clasificarán para las semifinales.

En abril de 2022 se disputarán las semifinales, en el campo del primer clasificado de cada grupo, a partido único, y de ahí saldrán los finalistas, que se batirán en mayo en el estadio del mejor clasificado de los dos en la fase de grupos.

En lo deportivo, la plantilla de Castilla y León Iberians estará compuesta por 35 jugadores, procedentes de los tres clubes integrantes de la franquicia. De estos jugadores, 25 deberán contar con ficha F, que les habilita para ser seleccionables con España, mientras que, según las normas de la Super Cup, los otros diez deberán ser jugadores sub ’23.

 

Planes de expansión

Con este proyecto, Rugby Europe trata de desarrollar mayor talento europeo fuera de las islas británicas, Francia y, en menor medida, Italia, donde el rugby cuenta con más recursos, al igual que sus federaciones.  

Así también se trabajará para aumentar la competitividad de las selecciones nacionales de los países que compitan en la Super Cup. En este sentido, el presidente de Rugby Europe, Octavian Morariu ha destacado que “queremos expandir la competición a otros países y clubes”. Para ello, eso sí, habrá que esperar al menos dos años.

Asimismo, con los ingresos generados por la competición, los clubes y federaciones participantes podrán mejorar los estadios y el césped de sus campos, entre otros aspectos, según ha destacado en rueda de prensa la organización. En cuanto a la difusión, Florent Marty, director ejecutivo de Rugby Europe, ha destacado que los 27 partidos de la competición se emitirán en directo en televisiones o plataformas digitales “para poder llegar a toda Europa y fuera del continente”. No se ha informado todavía a través de qué canal o plataforma se podrá ver la competición en España.

En la generación de ingresos, Marty ha asegurado que “estamos buscando ser lo más innovadores posibles”. Al respecto, el presidente Morariu ha agregado que la Super Cup “es también una oportunidad para abrir nuevos territorios para patrocinadores y medios de comunicación”.

Por último, el presidente de World Rugby, Sir Bill Beaumont, ha destacado que la nueva competición es “una increíble oportunidad para el crecimiento en toda Europa, donde el apetito y el potencial del rugby es significativo. Es importante destacar que esta competencia cerrará la brecha entre la competencia nacional e internacional para las naciones involucradas, lo que refleja nuestra ambición de aumentar la competitividad”.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés