Publicidad

Forus se impone al Ayuntamiento de Parla en los tribunales y logra 4,5 millones de euros extra

Al margen de esta batalla judicial, el grupo logró créditos ICO por 17,1 millones de euros en 2020, año marcado por la pandemia. Se desconoce cuál fue el impacto de la Covid-19 en su cifra de negocio, que en 2019 se disparó un 41,2%, hasta 54,2 millones.

forus barceló musculación

El 2020 fue un año pésimo en términos de negocio para cualquier operador de gimnasios, pero también fue el ejercicio en que Forus logró una importante victoria en los tribunales. La sala de lo contencioso del  Tribunal Superior de Justicia de Madrid dio la razón a la gestora de instalaciones deportivas al desestimar un recurso de 4,5 millones de euros que presentó el Ayuntamiento de Parla. El 13 de marzo de 2020, un día antes de que entrara en vigor el estado de alarma, la Justicia condenó al consistorio a pagar dicha cantidad, que ya ha sido abonada a la empresa, según ha podido saber 2Playbook.

Esta batalla judicial se remonta a la anterior crisis, la inmobiliaria. Todo empezó en 2010, cuando la sociedad Parla Sport 10, controlada por Forus, firmó con el Ayuntamiento de Parla el contrato de concesión de obra y gestión del polideportivo municipal J Castillejo. También se firmaron una serie de contratos para la prestación de servicios. En la sentencia de marzo de 2020 a la que ha accedido este medio, se recoge que, si bien Forus había cumplido sus obligaciones, “no había recibido cantidad alguna por dicho contrato”. Debido al impago de esas facturas, la Justicia ha condenado al Ayuntamiento al pago de 4,5 millones de euros.

Las peticiones de Forus a las administraciones públicas no acaban en Parla. Más allá de las compensaciones solicitadas a los consistorios por el cierre de instalaciones por fuerza mayor en 2020, el grupo reclama 1,21 millones de euros al Ayuntamiento de Getafe por la subvención reconocida durante la construcción del complejo que explota en esa ciudad, y por el reequilibrio financiero correspondiente a 2017, 2018 y 2019. Es algo que recoge el contrato de concesión, pero que Forus aún no ha cobrado. Con todo, la empresa liderada por Ignacio Triana reconoce que “no existen dudas sobre la recuperabilidad” de ese importe en tanto que “al tratarse de un organismo público, que considera que existe responsabilidad subsidiaria del Estado”.

Al margen, la compañía ha firmado nuevas pólizas de crédito avaladas por el Estado a través del Instituto de Crédito Oficial (ICO) por un total de 17,15 millones de euros, así como otros 2,5 millones de euros que están en estudio y pendientes de formalización. A cierre de 2019, la deuda financiera neta de la compañía se elevaba a 131,9 millones de euros, un 68% más que en 2018.

De este importe, 44,8 millones de euros correspondía a los préstamos firmados con JP Morgan y Ben Oldman (que en 2021 han sido capitalizados y convertidos en acciones); 33,6 millones se deben a Bankia y 20,6 millones a Alantra. Además, 8 millones se deben a las entidades de crédito que tenían derechos de cobro con Seae, compañía adquirida en diciembre de 2019.

Forus cerró 2019 con una cifra de negocio de 48,8 millones de euros y unas pérdidas de 7,4 millones

Además, tenía deudas por 27,5 millones con proveedores y acreedores, y 13,5 millones con empresas vinculadas al grupo. Este epígrafe se refiere a la deuda de Forus con sus socios, Baring, Irmasol y Grupo Carpa, por un total de 13,5 millones de euros. Además, tenía comprometidos otros 47 millones de euros por el pago de cánones futuros por los contratos de concesión. La partida más elevada del pasivo es la deuda financiera, que durante los últimos años se ha firmado para impulsar la expansión de Forus mediante adquisiciones.

De las cuentas consolidadas del grupo analizadas por 2Playbook Intelligence,  la unidad de inteligencia de mercado de 2Playbook, se desprende que entre 2018 y 2019 la compañía ha adquirido instalaciones por 53,8 millones de euros, teniendo en cuenta la compra de sociedades y la deuda que tenían. La operación más relevante fue la compra de seis centros de Santagadea por 500.000 euros, además de asumir una mochila de deuda de 20,87 millones de euros. Además, se adquirieron 20,5 millones de euros de los derechos de cobro que tenía Befit Capital, sociedad vinculada al fondo Sherpa Capital, frente a Santagadea. Como Forus asumió ese importe, la deuda ya no existe.

Como ya adelantó este medio, la compra de Santagadea se realizó tras percibir financiación por parte de los fondos de inversión gestionados por JP Morgan, que aportaron un 80% de los recursos necesarios, por el 20% que prestaba Ben Oldman Loan Partners. Esa operación se dividía en dos tramos y vencía este año, pero se acordó la recapitalización de deuda, provocando la entrada de JP Morgan y Ben Oldman en el accionariado de Forus.

Las cuentas individuales de la matriz muestran cómo Forus contrajo buena parte de su endeudamiento en 2019, cuando además de firmar la compra de Santagadea también realizó otras compras. La adquisición del club de la Caja Mágica fue por 2,3 millones de euros, mientras que los tres clubes adquiridos en Portugal a Fitness Interest se cifró en 1,8 millones.

 

 

A ello se suman los 2,2 millones por Seae, los 1,8 millones por el Campo de Golf Las Rejas y los 1,3 millones por el Centro Deportivo Valle de la Oliva, estos dos últimos ubicados en Majadahonda (Madrid). También adquirió dos complejos subastados en Hueva y Jerez, por 2,1 millones y 360.000 euros, respectivamente.

El grupo cerró 2019 con una cifra de negocio de 48,8 millones de euros y unos ingresos totales de 54,2 millones de euros debido al cobro de subvenciones (otros ingresos de explotación), un 41,3% más que en 2018. Si se tuviera en cuenta el año completo de Santagadea y Seae dentro del grupo, la facturación habría superado los 69 millones de euros, según matizan desde la propiedad. En tal caso, el ebitda hubiera sido de 22,3 millones de euros, en lugar de 17,4 millones de euros.  

Las amortizaciones aumentaron hasta 8,8 millones de euros, y de ahí el resultado de explotación cayera un 25%, hasta 3,8 millones de euros. Ello, sumado al repunte del 73% en los gastos financieros, provocó que Forus perdiera 7,4 millones de euros en 2019, casi cuatro veces más que en 2018.

Tras la Covid-19, la empresa está centrada en recuperar la clientela que ha perdido en el último año, mientras ultima la apertura de un club en el centro de Madrid. Se trata de un centro propio que empezó a construir antes de la Covid-19, y que inaugurará en septiembre en pleno Embajadores.

En la actualidad, la gestora de centros deportivos tiene presencia en 11 comunidades autónomas, con 33 centros deportivos en España y tres más en Portugal. Durante 2019, el grupo contó con una plantilla media del entorno de los 2.000 trabajadores, entre personal de oficinas y directivos, instructores, monitores y personal de mantenimiento.

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés