Publicidad

Holmes Place prescinde de Josep Viladot y anuncia un ERE en sus cinco clubes ‘premium’

El grupo y el directivo ponen fin a una relación de más de veinte años en la gestora de centros deportivos, que no ha logrado la sostenibilidad económica desde la anterior crisis. Larissa Araujo, en la ‘pole position’ para asumir el testigo.

Josep Viladot / Holmes Place
Josep Viladot / Holmes Place

Salida de uno de los ejecutivos históricos del fitness español. Holmes Place ha decidido renovar la primera línea de su filial en España con la salida de Josep Viladot, que se marcha tras completarse la venta del grueso del negocio a JP Morgan y Forus. El ejecutivo, que cesará formalmente el 15 de julio, se marcha tras más de veinte años en la compañía, que desde la anterior crisis económica no había logrado encauzar su negocio.

Fuentes del sector apuntan a que la salida de Viladot era prácticamente inevitable, después de que la empresa haya vendido la mayoría de sus activos, de haber pedido un rescate de más de 26 millones a la Sepi, y tras años encadenando pérdidas. Su salida fue comunicada ayer al comité de empresa, al que también se anunció que el inicio del procedimiento para presentar un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), el primero en el sector del fitness del que tienen conocimiento los sindicatos desde que estalló la crisis sanitaria.

La Covid-19 y el haber dejado de operar un club en San Sebastián de los Reyes a principios de 2020 provocó que las ventas de Holmes Place cayeran hasta 21,8 millones de euros en el último año, más de un 44%. Las pérdidas para el ejercicio se desconocen, aunque la filial española ya estaba en números rojos antes de la pandemia.

En las próximas semanas se constituirá la comisión negociadora y se dará a conocer a los representantes de los trabajadores las causas del inicio de este procedimiento laboral, aunque fuentes del sector apuntan al inicio de este procedimiento por motivos de viabilidad económica. A cierre de diciembre de 2019, antes de la crisis sanitaria, Holmes Place daba trabajo a 879 empleados, de los cuales más del 75% tenía contrato a tiempo parcial, en sus quince centros.

Ahora que opera cinco clubes, esta medida podría afectar a 300 empleados, si bien la cifra no ha trascendido. La cifra final dependerá del acuerdo que alcance la compañía con los sindicatos, que no descartan en acudir a la justicia. El motivo es que no está permitido que una empresa aplique un ERE a los trabajadores si ha trascurrido menos de seis meses desde que fueron desafectados del Erte.

Con la salida de Viladot, se desconoce quién se sentará al otro lado de la mesa, frente a los representantes de los trabajadores. Eso sí, Larissa Araujo apunta a ser la sustituta de Viladot, lo que le llevaría a asumir el cargo de consejera delegada tras dos décadas trabajando en la gestora de instalaciones deportivas, que le han llevado a trabajar en Portugal, Austria y España. Desde 2019 es directora general adjunta, es decir, mano derecha de Viladot. Anteriormente fue consejera delegada de Holmes Place en Austria, adonde llegó tras seis años como directora de recursos humanos del grupo.

Es un cargo que ostentó desde 2013 hasta abril de 2019, por lo que fue la máxima responsable de un departamento clave en la negociación de las rebajas salariales que se pactaron en tiempos de crisis económica, y que se acometieron tras pactar con los trabajadores. Anteriormente también fue directora de operaciones en España y Portugal, responsable regional y directora corporativa en el primer club que Holmes Place en Portugal y en otras tres instalaciones en Londres.

La salida de Josep Viladot se enmarca en un momento de cambios profundos en Holmes Place en España. La compañía ha vendido diez instalaciones (tres municipales y siete heredadas de la compra de Virgin Active) a un fondo de inversión gestionado por JP Morgan, accionista de Forus, como adelantó este medio. Esta empresa ha asumido la gestión de estas diez instalaciones ubicadas en Cataluña (4), Madrid (3), Zaragoza, Granada y Valencia, mientras que Holmes Place ha decidido centrarse en operar sus cinco clubes premium ubicados entre Barcelona y la capital española y sus alrededores.

Antes de que estallara la pandemia, Holmes Place contaba con 870 empleados, el 75% de ellos contratados a tiempo parcial

Josep Viladot es uno de los altos ejecutivos del sector del fitness con más años de experiencia en este ámbito. Licenciado en Ciencias de la Actividad Física y el Deporte por la Universidad de Barcelona, a finales de los años 80 se formó en marketing en la escuela de negocios de la EAE, para más tarde realizar un MBA por Esade.

Tras acabar el master, empezó a trabajar como director adjunto en el club premium Bonasport, para en julio de 1996 dar el salto al Reial Club Marítim de Barcelona, donde fue gerente durante más de cuatro años. Ya en mayo del 2001, empezó a trabajar como director de club de los centros Európolis, de titularidad municipal, y del gimnasio de gama alta ubicado en la calle Balmes de la capital catalana. En 2008 fue ascendido a director regional y la dirección general la asumió en 2010, para luego hacerse cargo de la dirección de operaciones. En 2015, la empresa le nombró consejero delegado de Holmes Place en España, función que ha desempeñado hasta el día de hoy.

Viladot es presidente de Gestiona, la asociación de gestores deportivos de centros municipales catalanes. Ahora que Holmes Place no opera ningún club municipal, y que el ejecutivo va a salir de la empresa, seguirá en la organización como representante de Forus, según admiten fuentes de la gestora madrileña de centros deportivos. 

Publicidad

Publicidad

Alta Newsletter

Completa el formulario para unirte a la comunidad de profesionales de la industria del deporte de 2Playbook y recibir cada mañana la información que necesitas para tu jornada.

Formulario

* Opcional
Áreas de interés